Santo Domingo (TelerealRD)- Comienza la Cuaresma, tiempo de penitencia y de renovación interior para prepararnos para la Pascua del Señor. La liturgia de la Iglesia nos invita sin cesar a purificar nuestras almas y a comenzar de nuevo.

En el momento que el sacerdote impone la ceniza sobre nuestra cabeza, nos recuerda las palabras de Génesis , después del pecado original: Acuérdate hombre, de es polvo y en polvo te has de convertir (Génesis 3, 19). Y sin embargo muchas veces olvidamos que sin el señor no somos nada.

Evangelio según San Mateo 6,1- 6. 16- 18.

Jesús dijo a sus discípulos, tengan cuidado de no practicar su justicia delante de los hombres para ser vistos por ellos: de lo contrario , no recibirán ninguna recompensa del Padre que está en el cielo .

Por lo tanto, cuando des limosna, no lo vayas pregonando delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser honrados por los hombres. Les aseguro que ellos ya tienen su recompensa. Cuando tú des limosna, que tu mano izquierda ignore lo que hace la derecha, para que tu limosna quede en secreto; y tu padre, que ve en lo secreto, te recompensará. Cuando ustedes oren, no hagan como los hipócritas: a ellos les gusta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos. Les aseguro que ellos ya tienen su recompensa.Tú en cambio, cuando ores, retírate a tu habitación, cierra la puerta y ora a tu Padre que está en lo secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará. Cuando ustedes ayunen, no pongan cara triste, como hacen los hipócritas, que desfiguran su rostro para que se note que ayunan. Les aseguro que con eso, ya han recibido su recompensa. Tú, en cambio, cuando ayunes, perfuma tu cabeza y lava tu rostro, para que tu ayuno no sea conocido por los hombres, sino por tu Padre que está en secreto, te recompensará.

El Miércoles de Ceniza marca el primer día de Cuaresma.

 

By Arlett Mora

Modelo, amante de la música y cree en la equidad y la justicia.

Deja un comentario