En una operación policial iniciada el 11 de enero de 2020 denominada «Ángeles perdidos», la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), la Policía de Los Ángeles y el Departamento del Sheriff de los Estados Unidos han recuperado a 33 niños y niñas desaparecidos, algunos de los cuales estaban siendo explotados sexualmente.

La «Operación Ángeles Perdidos» fue un esfuerzo de varios días y de varias agencias que comenzó el 11 de enero y resultó en el rescate y recuperación de casi tres docenas de niños desaparecidos, dijo. Kristi K. Johnson, subdirectora a cargo de la oficina local del FBI en Los Ángeles.

Hubo un sospechoso arrestado y varias otras investigaciones han comenzado a otros individuos.

Dos de los niños rescatados en esta operación habían sido rescatados anteriormente.

“No es raro que las víctimas que son rescatadas regresen al tráfico sexual comercial ya sea de forma voluntaria o por la fuerza, el fraude o la coacción”, escribió Johnson en un comunicado. «Este ciclo dañino resalta los desafíos que enfrentan las víctimas y los que enfrentan las fuerzas del orden cuando intentan evitar que las víctimas regresen a una situación abusiva. Es posible que las víctimas no se identifiquen a sí mismas como víctimas de trata o que ni siquiera se den cuenta de que están siendo víctimas de trata».

El FBI y las otras agencias de aplicación de la ley involucradas no revelaron ninguna otra información.

By Michael Reyes

Amante de la República Dominicana, y cree en solo compartir los hechos y nada más que los hechos. Vive en NY, viaja a Miami, Los Ángeles y Santo Domingo con regularidad.