A los científicos les preocupa que la variante peruana de COVID-19 también conocida como C.37 y la mutación Lambda puedan ser resistentes a las vacunas, ya que los casos de COVID-19 continúan devastando el país sudamericano.

La cepa Lambda se ha extendido a 30 países latinoamericanos y también se ha detectado en el Reino Unido.

En Perú, el 81% de todas las nuevas infecciones se atribuyen a la cepa Lambda.

Lambda fue declarada el mes pasado una Variante de Interés por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que señaló que estaba «asociada con tasas sustanciales de transmisión comunitaria en varios países».

En Chile, donde prevalece el uso de la vacuna Sinovac, los científicos dieron la alarma con un nuevo estudio que sugirió que las vacunas no eran efectivas contra la variante Lambda.

“Nuestros datos muestran por primera vez que las mutaciones presentes en la proteína pico de la variante Lambda confieren escape a los anticuerpos neutralizantes y aumentan la infectividad”, escribieron los investigadores de la Universidad de Chile en Santiago.

Eso podría explicar por qué ha podido afianzarse a pesar de que Chile “está pasando por un programa de vacunación masivo”, advirtió el estudio. Otros científicos sospechan que es la ineficacia de la vacuna Sinovac de dos dosis.

El Reino Unido designó a Lambda como una «variante en investigación» el 23 de junio, después de que se detectaran seis casos, todos de personas que habían regresado de un viaje, dijo Public Health England (PHE).

La OMS, sin embargo, ha enfatizado que «se requieren más estudios … para validar la efectividad continua de las vacunas» con la nueva cepa.

By Michael Reyes

Amante de la República Dominicana, y cree en solo compartir los hechos y nada más que los hechos. Vive en NY, viaja a Miami, Los Ángeles y Santo Domingo con regularidad.